La libertad como fundamento del ser II.
 El hombre está condenado a ser libre. El hombre está condenado a perder su libertad. Dialéctica del grupo. El “grupo en fusión”. El juramento en tanto cosa. La traslucidez de la praxis. La nada es el fundamento del ser. El “Prólogo” a “Los condenados de la tierra”. Europa ya no es sujeto, es objeto. Sartre le quita a Europa el sujeto y lo pone en el Tercer Mundo. El colonizador y el colonizado. Qué ocurre cuando un colonizado mata a un colonizador. La descolonización y los mercenarios franceses. Sartre, Fanon y su influencia en la militancia argentina de los años 70.

La libertad como fundamento del ser I. 
El hombre está condenado a ser libre. El hombre está condenado a perder su libertad. Dialéctica del grupo. El “grupo en fusión”. El juramento en tanto cosa. La traslucidez de la praxis. La nada es el fundamento del ser. El “Prólogo” a “Los condenados de la tierra”. Europa ya no es sujeto, es objeto. Sartre le quita a Europa el sujeto y lo pone en el Tercer Mundo. El colonizador y el colonizado. Qué ocurre cuando un colonizado mata a un colonizador. La descolonización y los mercenarios franceses. Sartre, Fanon y su influencia en la militancia argentina de los años 70.

La filosofía de la libertad esta basada en la propiedad de uno mismo, esta simple pero elegante y contundente animacion la explicara exactamente. Esta es una gran herramienta que cualquiera puede usar para educar niños y adultos acerca del derecho a la vida, libertad y la capacidad de crear - y nuestra responsabilidad para pensar, hablar y actuar.

AUTOR: Ken Schoolland schoolak001@hawaii.rr.com
PRODUCTOR: Kerry Pearson (aka Lux Lucre)
MÚSICA: Music2Hues www.music2hues.com 
WEBSITE: www.jonathangullible.com
AYUDA: The Jonathan Gullible fund www.isil.org/tools/jonathan-gullible.html
COPYRIGHT: www.creativecommons.org/licenses/by-nd-nc/1.0/ 

Text

David Lizarazo

Durante el transcurso de la historia, es evidente la transformación que ha tenido la salud en términos de un sistema que garantice un bienestar a una población. A pesar, de que siempre exista una ideología de conservación a la vida, el bienestar de un individuo es alterado tanto por los intereses de unos pocos como por otros factores externos.

En primer lugar, resulta necesario definir el término salud. Existen diversos significados de esta palabra. No obstante, cabe destacar algunas más relevantes. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud es la condición de todo ser vivo que goza de un absoluto bienestar tanto a nivel físico como a nivel mental y social. Es decir, el concepto de salud no sólo abarca la ausencia de enfermedades o afecciones sino que va más allá de eso. Por otro lado, según René Dubos, salud es principalmente una medida de la capacidad de cada persona de hacer o de convertirse en lo que quiere ser. Por último, tomando a John De Saint, salud es el equilibrio dinámico de los factores de riesgo entre el medio y dentro de ciertos parámetros. A pesar, de la gran diversidad de significados dados,  se debe tener en cuenta que la significación de este término depende del contexto en el cual se use.

En la antigüedad estar sano equivalía a poder desarrollar las actividades cotidianas. Una persona era considerada como no enferma cuando estaba en la capacidad de ejercer un trabajo o relacionarse socialmente, aunque padeciese una patología que hoy en día consideramos de “cuidado”. Es decir, se trataba de una noción sumamente pragmática que hacia compatible la definición de sano con el sufrimiento de algunas molestias, siempre que éstas no afectarán decisivamente a la actividad ordinaria.

Al referirnos a salud, resulta comprensible pensar en enfermedad. Para un individuo, enfermedad no sólo es un proceso biológico, sino también una experiencia que puede afectar profundamente su vida entera. Puesto que el hombre es agente creador de su propia civilización, por tanto, la enfermedad influye sobre esa creación afectando tanto su vida como sus actos.  Por otra parte, no sólo hay una disposición hereditaria a las enfermedades, sino también otra adquirida que se debe, en gran parte, al modo de vivir. La religión, la filosofía, la educación, las condiciones sociales y económicas ejercerán también gran influencia en la disposición individual a la enfermedad.

En términos muy generales, el proceso salud enfermedad está determinado por la manera como el hombre se apropia de la naturaleza en un momento dado. Es decir, el proceso salud enfermedad de un grupo, de la colectividad,  está determinado por el modo específico como en el grupo se da el proceso biológico de desgaste y reproducción.

En nuestra sociedad es posible reconocer una serie de factores que constituyen graves obstáculos para la salud. Cabe destacar los siguientes; los ambientes peligrosos relacionados con la violencia y la contaminación, la falta de solución de las necesidades básicas y de comodidades, incluyendo la alimentación inadecuada, la mala calidad del transporte, la ausencia de recreación, la forma como la urbanización industrializada nos ha privado de la posibilidad de disfrutar la belleza y la ausencia de estímulos. De igual forma, los trabajos estresantes e ingratos, el aislamiento, la alineación de la marginalidad y la pobreza.

Además, existen otras condiciones que hacen que el individuo en su calidad de paciente se vea  influenciado de manera negativa por el sistema de salud. Es decir, existen algunos entes o directivos del sistema que ponen como prioridad un beneficio económico individual frente a un derecho constitucional de un colectivo, la sociedad. Al parecer, en una sociedad como esta, el gobierno no proporciona las suficientes garantías al pueblo colombiano. No obstante, en la medida que se mejoren las condiciones básicas de vida y hábitos alimenticios de las personas, se evitará en gran medida acudir a estas entidades de salud. Aunque, esto no debería ser así.

En conclusión, el objetivo de alcanzar la salud, no solamente corresponde a la medicina, sino también a los políticos, a la sociedad y al individuo. En los países en vías de desarrollo, la salud empezaría a conseguirse cuando se satisfagan sus necesidades de alimentación, infecciones, vivienda, trabajo y, en definitiva, sus problemas económicos, mientras que, en los países desarrollados, la salud se consigue previniendo los efectos secundarios que la riqueza produce como la obesidad, la ausencia de ejercicio físico, los accidentes de tráfico, el tabaquismo, la depresión, la contaminación, etc.

Source: nolansnotes

Hackea tu mente.

Hackea tu mente.

Source: filmica.com

"Su libertad comienza donde termina la mía."

"Su libertad comienza donde termina la mía."

Source: comunidadhuellaverde.blogspot.com

Libertad.

Libertad.

Source: bibliocriptana.wordpress.com

"¿Confías en mí? Educación libre y responsable." Conferencia organizada por Kimba.

Pablo Garrido Gil nos explica qué es la libertad.

Text

David Lizarazo

 

El carácter conservador y el carácter progresivo de la escuela forman parte de una misma trama cotidiana que se presenta como contradictoria en nuestras representaciones y formas de convivencia. Por eso mismo, revisar el sentido de la educación política escolar,  implica necesariamente poner la mirada sobre lo que hacemos, decimos y creemos antes de salir a buscar afuera nuevos sentidos.

Cuando pensamos en libertad de expresión pensamos en democracia, pensamos que en ella,  no hay cabida para la violencia, pero  en  nuestro país sentimos temor a la hora de expresar ideas y creencias, pues podemos ser agredidos, por pensar diferente al otro. Esta idea, me genera un par de preguntas. ¿Si la Escuela es un lugar para construir ideas y validarlas en el debate, por qué no se tienen espacios de aprendizaje, donde no solo se discutan nuestros conocimientos sino que podamos construir las normas de convivencia en torno a la discusión?  ¿ es la  libertad de expresión una especie de  utopía o ideal?

Actualmente estamos en una sociedad en la que de algún modo se irrespetan nuestros derechos debido a muchos problemas. Pero el fondo de los problemas de nuestro país simplemente se encuentra en la  voluntad, la  decisión, el cambio de actitud y mentalidad que surge cuando las personas nos sentamos a discutir los problemas que nos afectan. Los verdaderos problemas del país son: desempleo, falta de salud integral, desplazamiento, violencia, corrupción administrativa, entre otros males. Estas problemáticas son para discutir, para protestar, pero si no existen momentos en el colegio para ello, sino al contrario, se es indiferente y se hace silencio, también nuestras necesidades de aprendizaje y nuestra voz no son  escuchadas en la Escuela.

Hablar de libre expresión, significa que queremos una Escuela que no eluda la palabra de los estudiantes a la hora de presentar quejas y reclamos, una Escuela que sea capaz de consultar en las decisiones y de preguntar iniciativas.

Normalmente se nos excluye de iniciativas o decisiones, esto nos hace resistentes y rebeldes dentro del entorno escolar y familiar, mas aun no se nos escucha en la sociedad. Si la formación es integral, esta debe estimular autonomía como dice Kant, no formar seres conformistas, apáticos y resignados en la vida.

     Creo en una Escuela que les permita a sus estudiantes expresar y  defender sus ideas y su pensamiento, libre de agresiones externas. Esta es una afirmación de hecho considero que revoluciona formas de comunicar y de convivir en la Escuela. 

Como afirmaba Ruskin, educar no es enseñar a alguien algo que no sabía sino hacer de él alguien que no existía,

¿Acaso una de las finalidades importantes del sistema educativo está en la de preparar una elite altamente competitiva, desprovista de todo sentido de solidaridad y guiada únicamente por el éxito personal, en cualquier campo de acción y más allá de todo compromiso social y ético?

Cada estilo de desarrollo genera también un estilo educativo, que no sólo se refiere a los recursos que se le asignan al sector, sino también a la función que se le atribuye a la educación, al ideal educativo y a las políticas pedagógicas. Las finalidades de los sistemas educativos se enfrentan a interrogantes tales como «el sistema educativo ¿tiene acaso como objetivo realizar al individuo, formar ciudadanos responsables, transmitir ciertos saberes, aprender a aprender? ¿Debe otorgar la prioridad al progreso colectivo o a la formación y selección de las elites? ¿Debe o no perseguir la educación del hombre en todas sus dimensiones?» En este punto las respuestas también varían no sólo de acuerdo con el estilo de desarrollo que se adopte, sino también según se trate de países desarrollados o subdesarrollados.

Debemos favorecer un habiente que propicie en los estudiantes una formación ciudadana que se preocupe por el bien de nuestra comunidad, que piense muy bien en las consecuencias que traen sus actos, que valore y respete la opinión de nuestro semejante, que emprenda una labor de liderazgo que proyecte sus metas en Pro del avance de nuestra sociedad, esto y otras muchas cosas que tengan principalmente su enfoque guiado hacia una democracia participativa. Por lo tanto toca crear alternativas que permitan tal formación.

No me refiero, claro está, a las políticas partidarias o a las ideologías que encarnan respuestas totales a los problemas de la sociedad. Me refiero básicamente a que formamos parte de la sociedad y ejercemos el poder en ella. Nos integramos con los demás en función de construir vidas entrelazadas y eso exige de cada uno el aprendizaje de ciertos códigos de auotogobierno y cogobierno que nos hacen sujetos políticos. La preguntas por la educación política nos remite directamente a qué tipo de sociedad nos están orientando desde las pedagogías cotidianas, qué herramientas ofrecen para que cada estudiante se integre a la vida social en función de sus propios proyectos y de proyectos que lo trascienden en el tiempo y en el espacio 

Según Real Academia Española, libertad es:

1.    Facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo que es responsable de sus actos.

2.    Estado o condición de quien no es esclavo.

3.    Estado de quien no está preso.

4.    Falta de sujeción y subordinación. 

5.    Facultad que se disfruta en las naciones bien gobernadas de hacer y decir cuanto no se oponga a las leyes ni a las buenas costumbres.